Escena para gente común

(abstract)

Israel Franco

La noción de teatro comunitario es portadora de una aparente falta de concreción semántica, en tanto es utilizada para referir modalidades escénicas sumamente diversas. Sin embargo, mediante una revisión es posible reconocer ya una tradición en esta práctica en la que convergen los medios propios del teatro, y su trabajo en la dimensión de lo sensible, con agentes participantes, propósitos y procesos, que hacen de ella un espacio accesible a cualquiera para la exploración sensible de sí mismos, de las relaciones con los demás y con el entorno.

 

Teatro y educación

(abstract)

Juan Campesino

Hablar de teatro y educación significa hablar de un añejo y estrecho vínculo desde que, por principio, el teatro es un arte que se enseña y la educación consiste en enseñar con arte. De semejante parentesco se desprende un sinnúmero de manifestaciones concomitantes que bien pueden ordenarse en tres grandes ejes: (1) el relativo a la transmisión del arte teatral de generación en generación, (2) el que emplea el teatro como herramienta didáctica para la transmisión de todo tipo de saberes y (3) aquel que, atento a los atributos terapéuticos del teatro, pone sus miras en el mejoramiento de la relación entre ser humano y su entorno.

 

Teatro penitenciario a través del tiempo

(abstract)

Denise Anzures

El teatro penitenciario, después de un largo proceso, es hoy, por fin, apreciado desde las instituciones culturales. No existe un dato preciso sobre la fecha de su inicio, sin embargo, su existencia está documentada en las penumbras de Lecumberri. El teatro en las prisiones era denominado “teatro canero” y su desarrollo se limitó por años a servir como programa de rehabilitación social. Su impacto y su fuerza han ido abriendo brecha y le han dado paso de las prisiones de máxima seguridad a los teatros más importantes; ejemplo de ello fue la presentación de Ricardo III en el Teatro Esperanza Iris de la Ciudad de México y la obra Tierra libre en el Teatro Helénico, ambas en 2019. Son diversas las compañías de teatro independiente que se han dado a la tarea de consolidar la vigencia artística y social del teatro penitenciario, tal es el caso del Foro Shakespeare, Artes Escénicas El Reno, Colectivo Escénico El Arce y otros hacedores como Jorge Correa, que trabajan con hombres y mujeres que ejercen el teatro en espacios de privación de la libertad con el único propósito de construir sentido de comunidad. Las peculiaridades y texturas del teatro penitenciario merecen conocerse a fondo y ser miradas con plena atención artística y no como meras vías de expiación. Sus alcances artísticos están a la vista de todos.