Nadie se salva de una balacera

por Juan Carlos Araujo Boyce | 27 nov, 2019

Es el primer d√≠a de clases de Pepe en la ciudad al norte del pa√≠s donde naci√≥ su madre, ahora fallecida. Su hermana Josefina ‚Äďque se hace cargo de √©l trabajando en una maquiladora‚Äď tuvo que lidiar con la directora del colegio reticente a admitir a Pepe debido a los m√ļltiples tatuajes que porta. El joven de 17 a√Īos tiene un peculiar recibimiento: por Beb√©, una desparpajada chica a punto de celebrar en grande su mayor√≠a de edad; por el mejor amigo de ella, Chamito, un joven sordomudo ansioso por declarar su amor a la futura cumplea√Īera y por una r√°faga de balas que lo obligan a tirarse al suelo dentro del sal√≥n de clases en absoluto terror.¬†La luz que causa una bala¬†de Sa√ļl Enr√≠quez, presentada por la compa√Ī√≠a de Teatro Caracol de Colima, bajo la direcci√≥n de Karelia Amezcua, es una dura mirada a una de las m√°s lamentables realidades del pa√≠s: la convivencia diaria con la violencia y las armas de fuego.

Cinco estructuras met√°licas tubulares que se arman y desarman sirven para crear los espacios como una jaula para perro, un sal√≥n de clases, el patio de juegos de la escuela o el jard√≠n de la casa de Beb√©, donde celebrar√° su cumplea√Īos. A partir de diversos relatos contados por estos j√≥venes y un perro que habla llamado Pirata, el dramaturgo veracruzano va entrelazando las historias de los personajes que se sostienen de forma s√≥lida, aunque a ratos caen en el melodrama f√°cil. Por un lado, el perro interpretado por Andrea Espinoza Rodr√≠guez, ‚Äďquien por su vestimenta parece ser otra estudiante, hasta que personifica a Pirata a trav√©s de sostener los pu√Īos y estar a ratos en cuatro patas‚Äď recuerda de manera conmovedora lo que le sucedi√≥ a su amo ca√≠do en la lucha contra el narcotr√°fico. Por el otro, la lectura de una carta que le dej√≥ su madre a Pepe, acompa√Īada por una m√ļsica ilustrativa que exacerba el momento.

La inclusi√≥n de una persona con capacidades diferentes sin necesidad de condescendencia es un acierto. Por lo mismo desilusiona que Chamito (Ana Fletes) no use la Lengua de Se√Īas Mexicana y en cambio haga gesticulaciones repetitivas y sin sentido, e incluso, hable. Tamara Salda√Īa construye un convincente Pepe que va de la ingenuidad infantil a la desconfianza. Beb√© (Teresa Rodr√≠guez) mantiene su actitud de l√≠der de grupo con un look de rockstar de los a√Īos 90. Estos dos personajes y Chamito, quien luce seguro con su pelo trenzado, forman una banda de amigos que se cuidan entre s√≠ en este escenario sangriento. Un tri√°ngulo amistoso afectivo que se va creando alrededor de las estructuras met√°licas y una narraci√≥n contada a la velocidad de las balas. El reparto est√° enteramente conformado por mujeres que personifican tambi√©n las figuras masculinas de tal forma que en algunos casos no es posible descubrirlo hasta revisar el elenco. Muchas de las actrices trabajan en la compa√Ī√≠a desde que ten√≠an 9 a√Īos.

La fiesta de Beb√© llega en una de las √ļltimas escenas. Fue financiada por un grupo de narcotraficantes que en el pasado trataron de abusar sexualmente de la cumplea√Īera, lo que impidi√≥ Chamito. La presencia de este grupo de criminales incomoda a los invitados, quienes lo hacen saber a la ya muy embriagada festejada. De repente, una r√°faga de balas provocada por una vendetta entre narcos se hace sentir con flashazos de luz provenientes de los cuatro extremos del escenario. Le sigue una coreograf√≠a de abrazos mientras tratan de salvar su vida o la de quienes aman. Beb√© quiere proteger a su madre, Chamito a Beb√©, Pepe a su hermana, Pirata a su amo. Uno de ellos no sobrevive al ataque.

‚ÄúDetr√°s de un arma solo existen imb√©ciles y cobardes‚ÄĚ, declar√≥ alguna vez la abuela de Pepe; Josefina lo repiti√≥ segundos antes de matar al ave que los aliment√≥ una noche que no ten√≠an nada m√°s para cenar. ‚ÄúNadie es m√°s veloz que una bala‚ÄĚ, piensa el Pirata antes de sacrificar su vida por Pepe en la balacera. El final original de Enr√≠quez en el que los sobrevivientes al ataque reflexionan sobre la muerte de uno de los miembros del grupo y el futuro que les espera, no se har√°. La obra termina justo despu√©s de la cruda matanza en el recuento de los da√Īos.¬†Un cambio acertado para cerrar la historia en su momento m√°s contundente.

***

Crédito fotos:

  • Jos√© Jorge Carre√≥n
  • Jos√© Jorge Carre√≥n
  • Ra√ļl Kigra
  • Ra√ļl Kigra